En Lalín se podrá saber mediante geolocalización dónde crear granjas - TYSGAL Consultores

En-Lalín-se-podrá-saber-mediante-geolocalización-dónde-crear-granjas.jpg

Será el primer concello gallego en contar con esta herramienta gratuita y en abierto.

A partir de ahora en Lalín los vecinos que deseen saber si una finca es apta para la construcción de un determinado tipo de granja lo tendrán más fácil. Ese es el objetivo que persigue una nueva herramienta tecnológica que estará operativa en unos días y que ayer fue presentada por el concejal de Urbanismo, Nicolás González Casares y por el edil de Actividade Agraria, José Manuel Hermida.

A partir de la semana próxima la ciudadanía dispondrá de un nuevo servicio on line, al que podrán acceder a través de la página web del Concello de Lalín. Se trata de un programa de geolocalización de granjas que permite ver de una manera fácil y rápida donde se encuentran ubicadas las explotaciones agrarias construidas en el municipio. Por medio del uso de distintas capas en el mapa, el usuario podrá ver marcadas las zonas de afección por ejemplo de las zonas de policía de los ríos, en qué terrenos se pueden construir granjas de cerdos, de avícolas, cunícolas, de vacuno o de visones, por poner varios ejemplos.

González Casares recuerda que para la construcción de cada un tipo de granjas, estas tienen que cumplir una distancia con los núcleos que varía en cada caso y que va desde los mil metros en el caso de las granjas de porcino a las vacunos que se pueden ubicar a cincuenta metros.

Explica el edil de Urbanismo que «ata agora había moita confusión moitas veces por parte dos veciños e esta ferramenta axuda a que sepan dende as súas casas si a finca onde queren por unha granxa vale ou non para o fin que pretenden». La aplicación tiene dos versiones, una para el uso general de la ciudadanía en abierto y otra destinada a los técnicos municipales. La diferencia entre una y otra es que la de los técnicos incluirá el acceso a datos como el nombre del propietario de las fincas y que facilitarán también su trabajo.

El concejal de Urbanismo pide a los vecinos que antes de iniciar un proyecto consulten bien el programa o bien pasen por el Concello para consultarle a los técnicos si la zona es apta y «así evitar sorpresas». El programa marca las afecciones también de la Rede Natura, y cruza datos geográficos y del catastro, entre otros. El lunes los técnicos de la Oficina Agraria recibirán la formación correspondiente para el uso y manejo del programa y a lo largo de la semana que viene estará ya podrán acceder a él los vecinos a través de la web municipal.

Lo que no está reflejada en la aplicación, indicó González Casares, es la ubicación de elementos patrimoniales que también podrían afectar.

Una aplicación que se pretende trasladar al casco reflejando negocios y licencias

González Casares destaca las múltiples aplicaciones que esta herramienta pionera puede tener en el campo del urbanismo y que abre todo un abanico de posibilidades. El concejal explicó que se pretende trasladar esta aplicación al casco urbano. En este caso permitiría la geolocalización de todo tipo de negocios incluyendo datos relativos a licencias y demás. Una iniciativa que esta previsto desarrollar dentro de la Smart City. El Concello, apuntó González Casares, «trata de abrir a información aos cidadáns utilizando ferramentas tecnolóxicas como esta» y en las que trabaja también el edil de nuevas tecnologías, Tomás Vilariño que ayer no pudo estar en la presentación por razones de trabajo. Subrayó la mejora que va a suponer el uso de esta aplicación de geolocalización para los técnicos municipales y para los vecinos.

Un documento inicial para bajar a 500 metros las distancias a los núcleos de las avícolas y cunícolas

Los dos concejales anunciaron que el Concello bajará a 500 metros las distancias de las granjas avícolas y cunícolas a los núcleos rurales, que ahora están a mil metros en el Plan Xeral de Ordenación municipal al igual que las de porcino. Para estas últimas, explicó el edil, sí se mantendrá esta distancia de mil metros como se recoge ven la legislación estatal y sectorial. De momento, apuntaron que se está elaborando el documento inicial de cara a la realización de esta modificación. González Casares matizó que en el uso de la aplicación de geolocalización puede haber quien vea que una granja se encuentra en una zona de afección y recuerda que existen granjas antiguas y también errores en los planos y en las mediciones que antaño no eran tan precisas como lo permite ahora el uso de las nuevas tecnologías. En el mapa on line se reflejan las parcelas de las explotaciones y las naves.

La aplicación tuvo un coste para el Concello de 1.800 euros y fue desarrollada por la empresa Tysgal destacando los cientos de datos que tuvieron que manejar e incluir. Será un programa vivo que irá incorporando las nuevas granjas.

Fuente: La Voz de Galicia